Cuento: Un simple perro negro

Este año -en febrero- fuimos a @proyecto4patas y adoptamos a Agosto. Tanto novio como yo tenemos “tipologías” de perro que nos gustan: a él los morruditos y de colores atigrados; a mí paticortos, orejones y barbinchos.

Pero fuimos al refugio con la premisa de que el perro nos elija a nosotres. Y así sucedió. Nos eligió Agosto -muy claramente por sobre los demás perrites- y volvimos con ella a casa.

Hubo un momento de ajuste, pero sabíamos que nos íbamos a amar mutuamente en poco tiempo (porque esa es la magia de los perros). Y al poco tiempo de convivir, nuestra simple perra negra empezó a revelar detalles que porque la amamos nos parecen los más hermosos.

Es sabido que muchas veces los perros y los gatos negros son los que menos se adoptan. Así que escribí y dibujé este cuento para contar cómo -aunque suene cursi- de verdad el amor transforma nuestra mirada.

Gracias Agosto por elegirnos. Vos sabías lo que hacías, porque tenés la sabiduría del Universo ✸

0 comments on “Cuento: Un simple perro negro

Deja una respuesta